Dioses de la mitología Japonesa

Dioses de la mitología Japonesa

Los dioses de la mitología Japonesa se conocieron gracias a los documentos, donde se dieron a conocer las historias, los relatos de las tradiciones y las primeras leyendas. Estos documentos se conocieron como Nihon Shoki con fecha 720 d.C y Kojiki de fecha 712 d.C.

Los dioses de la mitología Japonesa recibieron la influencia de las culturas China e India, cuyas creencias eran el Confucionismo y Budismo. En este momento comenzaron a aparecer las primeras deidades religiosas y espíritus.

Dioses de la mitología Japonesa

La mitología Japonesa está formada por un conjunto de historias donde las tradiciones son relatadas de forma oral. Esta se basa en costumbres, ceremonias, relatos de los pueblos ancestrales de Japón, leyendas y dioses.

La duración de la mitología Japonesa es de más de 2.000 años, la cual originó dos de las más importantes religiones del oriente. Estas fueron el Budismo y el sintoísmo que una se originó en China y otra en Japón respectivamente.

El Budismo y el sintoísmo permitieron que se establecieran criterios ideológicos para formar las religiones. Esta mitología está formada por más de 8.000.000 de entidades espirituales conformadas por figuras de animales espirituales y dioses que se relacionan con la creación del mundo.

La mitología Japonesa describe mitos e historias de personajes relacionados con diferentes lugares de Japón. Estos relatos tratan sobre situaciones que no se encuentran en el mundo real, las lejanías astrales y el inframundo.

Las investigaciones han determinado que la mitología Japonesa se estableció durante el año 712 a.C. Esto se debe a un escrito elaborado para la corte imperial llamado Kojiki.

Dioses más importantes de la mitología Japonesa

La mitología japonesa es muy grande y la cantidad de deidades que la conforma es de 800.000. Las cuales ayudaron a crear lo que actualmente es el Shintô o Shintoísmo que se convirtió en la segunda religión más importante de Japón.

La gran cantidad de dioses japonés ha hecho que el sintoísmo sea una religión politeísta, debido a esta razón ninguna deidad es superior a la otra. Los Dioses más importantes de la mitología Japonesa son los siguientes:

Izanami

Izanami junto a su esposo Izanagi es llamada “la primera mujer”, fueron los encargados de procrear una gran variedad de dioses japoneses. Pero Izanami muere cuando daba a luz a Kagutsuchi, el dios del fuego.

Izanagi con mucho dolor por la muerte de su amada decide ir hacia la tierra de los muertos, conocida también como Yomi. En la oscuridad consigue el cuerpo sin vida de Izanami y le pide que regrese con él, pero ella le dice que pertenece al mundo de los muertos.

Izanami junto con Amaterasu e Izanagi son uno de los Dioses más importantes del Shintoismo.

Izanagi

Izanagi es reconocido como “el primer hombre”, su misión junto a su esposa Izanami, era crear la primera tierra. Los dioses superiores le dieron la lanza de los cielos que era una lanza dorada con muchas joyas que recibía el nombre “Amenonuhoko”.

Existe un relato que dice que, al momento de conocerse Izanagi e Izanami, esta habló primero que su marido. Lo que ocasionó que sus primeros hijos, Awashima y Hiruko, nacieran deformes, lo que los lleva a abandonarlos en un barco a la deriva, por esta razón es que no son considerados como dioses.

Amaterasu

Cuando Izanagi regresa del Yomi, se encuentra purificado y se sumerge en el agua para limpiarse. En este momento les da la vida a los tres dioses japoneses más importantes, entre ellos está Amaterasu conocida como la eterna Diosa del sol.

Amaterasu es uno de los dioses japoneses más importantes y poderosos de la mitología japonesa. Los mitos cuentan que nació con el ojo derecho de Izanagi, este después de su nacimiento, decidió dividir la tierra y le dio a ella el cielo, ocasionando esto una gran rivalidad entre los hermanos.



El hermano de Amaterasu llamado Susanoo durante un ataque de ira, acaba con todos sus campos de arroz. Esto hace que Amaterasu se oculte en una cueva, lo hace que el mundo se quede sin sol, lo que ocasiona que comience una época de oscuridad y de mucho frío, lo que origina que los campos mueran.

Esta situación hace que los demás Kamis organicen una fiesta para conseguir llamar la atención de Amaterasu. Cuando Amaterasu decide salir de la cueva y pregunta cuál es el motivo del bullicio, los dioses le contestan que se trata de una nueva diosa y le muestran su reflejo.

Cuando Amaterasu ve que es una mujer llena de calidez y de luz, se convence de regresar al mundo para continuar proporcionando luz.

Kagutsuchi

Kagutsuchi es conocido como la deidad del fuego, este durante su nacimiento le ocasiona quemaduras a Izanami, causando su muerte. Izanagi muy molesto decide asesinarlo con una espada, pero de su cuerpo y sangre originan más dioses.

El cuerpo de Kagatsuchi fue cortado en ocho partes, lo que le dio vida a ocho volcanes y su muerte significa el fin de la creación del mundo y el comienzo de la muerte. Este es conocido en la mitología japonesa como el patrón de los herreros y Dios del fuego.

Susanoo

Susanoo, nació del rostro de Izanagi, para ser exacto de su nariz, es conocido como el dios de las tormentas y del mar. Este fue expulsado del cielo por los otros Kamis luego de causar el encierro de su hermana Amaterasu.

Cuando Susanoo fue desterrado a una región desconocida, se tuvo que enfrentar a una serie de serpientes de ocho colas y ocho cabezas, estas mantenían amedrentado dicho lugar y cuando lo vence crea ocho puertas que trae ellas se ocultaban sake haciendo que la serpiente bebiera.

La serpiente se puso ebria y Susanoo aprovecho para cortar sus colas y cabezas, cuando llegó a la cuarta cola, consiguió una linda espada que regaló a su hermana. Esto hizo que recuperará su lugar en el cielo.

Ebisu

Ebisu fue uno de los primeros hijos de Izanagi e Izanami y ha sido considerado el dios de la riqueza y la prosperidad. Este Kami suele ser adorado por los pescadores, por este motivo es representado como un pescador con sombrero, lleva un pescado grande que representa la abundancia y en la mano derecha lleva una caña de pescar.

Inari

Inari es una deidad muy popular en todo el territorio Japonés y ha llegado a tener hasta 32.000 santuarios dedicados para su adoración. Es el Kami de la agricultura, la industria, del éxito, del arroz y de la felicidad.

Inari es representado algunas veces como una figura masculina, aunque es más frecuente verlo como una figura femenina. Por lo general utiliza como mensajeros animales con forma de zorros blancos, por esta razón ha llegado a ser representado con la forma de un zorro.

Uke Mochi

Uke Mochi es el dios que creó los alimentos, la fauna y la flora, murió en manos de Tsukuyomi lo que permitió conceder alimentos al hombre. Esto se debe a que de su cadáver nacieron cinco tipos diferentes de cereal.

Por la nariz de este Kami nació las judías pintas, de los ojos nació la semilla del arroz, de sus orejas nació el mijo, de su recto nació la soja y de sus genitales el trigo. Esta razón lo ha llevado a ser una de las diosas más importantes de Japón.

Takemikazuchi

Takemikazuchi es un kami que según los escritos nació de la sangre que derramó al ser asesinado Kagatsuchi. Por este motivo se le otorgó el don de ser el dios de la espada y del trueno.

Takemikazuchi se enfrenta en un combate contra otro Kami conocido como Takeminakata y fue así como nació el primer duelo de sumos. Este kami es el encargado de someter a Namazu y a los peces gato.

Namazu

Namazu es considerado el dios de los terremotos, debido a esto es el responsable de la creación de los tsunamis y del movimiento de la tierra. Su representación suele ser en forma de un pez gigante, el cual de acuerdo con los mitos vive bajo tierra.

El guardián de Namazu es Takekazuchi y lo mantiene inmóvil para con ello evitar el movimiento de la tierra. Pero cuando Takekazuchi se descuida, Namazu ocasiona terremotos en las islas de todo Japón.

Hachiman

Hachiman es considerado de acuerdo con las creencias del sintoísmo como el dios de los guerreros samurái, el Dios de la agricultura y de la guerra. Le ha sido otorgado el título de protector de la vida humana y suele ser representado con una paloma blanca.

O-Wata-Tsu-Mi

El nombre O-Wata-Tsu-Mi significa “Viejo hombre de las mareas”, es uno de los dioses marinos nacido de Izanagi cuando se purificó y uno de los más importantes. Este tiene el poder de dominar los seres vivientes en el océano.

O-Wata-Tsu-Mi es un Kami considerado como muy bondadoso, que tiene como responsabilidad controlar las mareas y el agua a su antojo, lo que permite predecir sus movimientos.

Este Kami tiene la apariencia de anciano, pero su forma verdadera forma es la de un dragón con color verde que se encuentra en las profundidades del mar.

3 thoughts on “Dioses de la mitología Japonesa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *